Carro vacío

Los papás y la lactancia

¿Cómo puedo ayudar luego del nacimiento de mi hijo?

Los primeros 40 días luego del nacimiento son frágiles y agitados. Las nuevas mamás necesitan mucho apoyo. Aquí le presentamos algunas cosas que puede hacer.

  • Solicite ayuda. En algunas culturas las primeras semanas se ven como un período único. Las madres son mantenidas aisladas de otros para que puedan concentrarse en el bebé. Se realizan todas las tareas por ellas. Y cuando pasan los primeros 40 días, la madre es elogiada públicamente por un trabajo bien hecho. En estas culturas, pocas madres sufren de melancolía postparto. Cuanto más pueda hacer que los primeros 40 días sean así, mejor.
  • Aprenda sobre la lactancia. Es fácil apoyar a su pareja cuando cree en lo que ella está haciendo. Aprenda. ¡Ella lo adorará por eso! Además, la lactancia ahorra mucho dinero. Durante el primer año del bebé, puede ahorrar entre $1,000 y $2,000 en fórmula y entre $300 y $400 en costos de atención médica.
  • Limite las visitas. Lo que su pareja necesita más en este momento es descanso, ayuda y tiempo con su bebé. Si permite algunas visitas, asegúrese de que estén allí para ayudar y apoyar las decisiones que ella tome. Si no es así, posponga su visita o hágala breve. Otras personas pueden alterarla fácilmente ahora, por lo que sólo debe rodearla de personas que la apoyen. Evite toda persona para la que ella pueda querer limpiar y cocinar.
  • Sepa a quién llamar por preguntas sobre la lactancia. Pida en el hospital una lista de nombres y números de teléfonos. Algunos hospitales tienen su propia línea de ayuda para la lactancia. O, busque a alguien de su área en www.ilca.org y www.lalecheleague.org.

Si no lo alimento con biberón, ¿qué puedo hacer con mi recién nacido?

Si no ha pasado mucho tiempo con bebés pequeños, lo primero que debe saber es que no se rompen. A los bebés les encanta que los toquen. Puede acercarse a ellos de muchos otros modos además de la alimentación.

  • Bañe a su bebé. Esto puede ser divertido para ambos.
  • Cámbiele los pañales a su bebé. Esto se vuelve fácil con la práctica. Y cuando su bebé sólo es amamantado, los pañales no huelen mal.
  • Lleve el bebé a su pareja para que lo alimente. ¡Sí, incluso durante la noche!
  • Pase tiempo con su bebé. Coloque al bebé sobre su pecho descubierto. A los bebés les encanta sentir su piel contra la de ellos. Déle un masaje.
  • Abrácelo y camine. Esto puede ayudar durante momentos en los que esté quisquilloso. El movimiento calma a los bebés.
  • Háblele y cántele a su bebé. Así es como los bebés aprenden a hablar.
  • Sostenga a su bebé. Déle tiempo a su pareja para tomar una ducha o comer.
  • Juegue con su bebé. Las mamás y los papás tienen sus propios modos de jugar. Así es como aprenden los bebés, y puede ser divertido para ambos.

Algunos papás desean dar el biberón con leche materna. Pero si su bebé está siendo amamantado y aumenta bien de peso, puede ser mejor posponer el biberón hasta que su bebé tenga de 4 a 6 semanas y tenga práctica en amamantarse.

Algunos bebés que son alimentados con biberón demasiado temprano pueden rechazar el pecho. Está bien que su pareja saque algo de leche para mantenerse cómoda durante este período. Toda la leche extraída puede congelarse para más adelante. Si usted y su pareja deciden alimentar con biberón, pueden usar en el biberón la leche que extrajo.

 

¿Cómo puedo ayudar a mi pareja a amamantar?

Estas son algunas de las muchas maneras.

  • Ayúdela a sentirse cómoda. Asegúrese de que ella tenga lo que necesita. Ayúdela con almohadas. Tráigale algo de beber. ¿Necesita ella un banquito para apoyar los pies?
  • Ayúdela a que duerma. Recuérdele que duerma siesta cuando el bebé duerma durante el día. Ofrézcale hacer sus tareas para que ella pueda descansar. Ayúdela a que el bebé se prenda por la noche mientras está acostada para que ella pueda dormitar. El reposo la ayudará a recuperarse del parto.
  • Haga los mandados por ella para que pueda concentrarse en el bebé.
  • Pase tiempo con los niños mayores para ayudarla a descansar y relajarse con el bebé.
  • Prepare la comida. Y vaya de compras para asegurarse de que ella tenga bocadillos saludables.
  • Hable y escuche. Comparta lo que piensa y lo que siente. Mientras sus papeles cambian, hablar es vital. Sea sincero acerca de los sentimientos buenos y malos. Sea respetuoso incluso cuando esté enojado.

 

¿La lactancia afectará nuestra vida sexual?

La lactancia es un período de intensa cercanía entre la madre y el bebé e incluye mucho tacto. Por lo que al principio su pareja puede tener menos interés en el sexo. No se tome esto personalmente.

Déle tiempo y espacio. Una vez que ella se haya hecho el control a las seis semanas y ambos estén listos para volver a tener relaciones sexuales, tenga en mente que las hormonas de la lactancia pueden causar sequedad vaginal. Planifique con anticipación y tenga al alcance algunos lubricantes.

¿Ha oído que la lactancia puede ayudar a espaciar los embarazos? Las investigaciones indican que ofrece una protección del 98% contra el embarazo, pero sólo si TODOS los puntos siguientes son verdaderos:

  • Su pareja no ha tenido hemorragia menstrual y le da el pecho a su bebé todas las veces.
  • Su bebé es menor de seis meses y no usa chupete ni biberón.
  • Su bebé no pasa más de cuatro horas sin amamantarse durante el día y seis durante la noche.

Si NO TODOS los anteriores son verdaderos en su caso, NO se base en la lactancia como su único método de anticoncepción. Hable con el proveedor de atención médica de su pareja sobre otras opciones de anticoncepción. Pueden usarse métodos tales como condones y diafragmas.

Otra opción son las píldoras anticonceptivas sólo con progestina (la “minipíldora”). Esta se puede comenzar aproximadamente a las seis semanas, cuando su pareja tenga un suministro completo de leche. Si su suministro de leche baja, hable con su proveedor de atención médica sobre a otro método.

 

¿La lactancia me hará un padre menos involucrado?

Años atrás, más madres y padres esperaban asumir papeles establecidos luego del nacimiento del bebé. A menudo, el papá iba a trabajar y la mamá se quedaba en casa con el bebé. La lactancia era sólo trabajo de la madre.

Actualmente, los papás tienden a ser más activos en el cuidado y la atención del bebé. Si su pareja amamanta, usted aún puede ser un padre activo. Cuando la madre sale y usted cuida al bebé, puede darle la leche extraída de la madre. En algunas familias, los papás se quedan en casa con el bebé mientras la madre trabaja fuera del hogar. En este caso, la madre puede amamantar mientras está en casa y extraerse la leche cuando está fuera.

Developed by Branditcreate